Tradiciones y costumbres

Protocolo de boda para la iglesia

6 junio, 2017

En víspera ya muchas de vosotras de vuestra boda empiezan a surgir las dudas sobre qué y cómo hacer en la ceremonia para que todo salga de “diez”

 

En el fondo a veces sin querer ya las cosas salen solas pero en el caso de nuestra boda no es un acontecimiento secundario para permitirnos dejar ningún cabo suelto o al azar en nuestro gran día ¿verdad?, por eso voy a hacer un repaso de lo que marca el protocolo en cuanto a nuestra entrada en la ceremonia para que los nervios no nos jueguen una mala pasada ya que cuando una sabe cómo hacer las cosas y cuándo, todo resulta mas fácil porque sabemos todos los pasos a seguir,y esto, tranquiliza.

 

En primer lugar me voy a situar en el lugar que por excelencia requiere más protocolo como es una boda religiosa.

 

Voy a ir una pasito más atrás y os sitúo en el momento en que salís de casa para entrar en el coche que os va a  llevar hacia la iglesia, aunque parezca una obviedad tenemos que tener en cuenta del lado en el que vamos a salir para que el coche nos deje justo en frente de la puerta y no tengamos que dar la vuelta al ruedo( en este caso al coche) con lo que esto lleva, cola que se enreda al girar, persona que ayuda que se lía con las capas o que de momento le estamos dando la espalda a los que nos están esperando en la puerta, con lo que es muy importante salir por la puerta del coche que nos deje  justo en frente del portón de la iglesia, así salimos de frente y la cola nos seguirá casi sin ayuda y pudiendo saludar a los despistados o curiosos que aún están afuera.

 

No nos pase como la foto en que la novia queda perdida entre la inmensidad de su vestido y del lado contrario a las escalinatas por una mala colocación ;))

 

 

Lo correcto sería esto:

 

 

Sólo habría que adelantar un pie para que todo el resto del vestido nos acompañe sin esfuerzo alguno y tan sólo haría falta colocar un poco la cola ya que nosotras ya estaríamos encaradas hacia el altar.

 

Los invitados ya deberían estar dentro del templo, situados los invitados del novio de un lado( normalmente a la derecha que es donde estará sentado el novio en el altar) y los de la novia del otro (ya que la novia se situará a la izquierda del novio )aunque esto de no ser que tengáis una wedding planner va a ser tarea harto difícil y cada uno se irá sentando donde quiera ;)) y se colocarán más cerca del altar según el grado de cercanía familiar a los novios o de mayor a menos relevancia si asiste alguna autoridad a vuestra ceremonia que ésos deberán ir más adelante junto con la familia más directa.

 

 

Aunque en este esquema el padrino se pone con el novio y la madrina con la novia, aquí la costumbre es hacerlo justo al revés, el padrino con la novia y la madrina con el novio; cualquiera de las dos opciones son correctas.

 

En el altar ya estará esperando el novio y su madre (la madrina) a la derecha del altar, y vosotras iréis entrando sin prisa pero sin pausa al compás de la música escogida y os colocareis a la izquierda del novio, vuestro padrino a vuestra izquierda en la esquina (según la forma que hayáis escogido).

 

Quedareis de la siguiente forma:

 

La llamada colocación del  protocolo de la cruz.

 

Al entrar en la iglesia la novia cogerá son su brazo derecho el izquierdo del padrino y al revés el novio a su madrina ya que será ésta la que agarre al novio con su derecha.

 

Si lleváis velo cubriendo la cara,según el protocolo no se debe retirar hasta que el cura os diga que ya sois marido y mujer y que el (ya marido) puede besar a la novia y aunque después se estipula que no lo debéis quitar ni para la comida, hoy en día que damos mucho valor a la comodidad lo solemos quitar antes y llegamos al banquete ya sin él, pero conste que no se debería al menos hasta el vals o baile nupcial.

 

 

El protocolo para la salida de la ceremonia sería, primero los invitados primero los de atrás y después lo de delante,segundo los padres que no son padrinos seguidos de éstos, tercero las damas de honor y por último  los novios a los que ya todo el mundo les estaría esperando fuera para , como manda la tradición aquí, tirarles el arroz o los pétalos o ambos.

 

En fin el resultado es que al final de todo este protocolo los novios deben hacer de su boda el momento único e irrepetible que ellos crean oportuno según su estilo y el tipo de ceremonia que quieran hacer.

 

 

Espero que os haya ayudado un poco y cualquier duda ya sabéis donde encontrarme.

 

Un besazo bodabloguers.

 

 

 

 

También puede interesarte

No hay comentarios

Deja una Respuesta